El presidente andaluz se olvida de exhumar los restos de Queipo de Llano de la Macarena

“Igual que el Gobierno no puede obligar a la familia de Franco a retirar los restos del Valle de los Caídos, la última palabra la tendrá la familia de Queipo de Llano para sacarlo de la Macarena”, asegura la Hermandad a ‘Público’ antes de la concentración de la Asamblea andaluza de asociaciones memorialistas frente a la basílica.

Concentración memorialista de 2018 frente a la Basílica de la Macarena.

El anuncio del PP andaluz sobre la primera ley de concordia en Andalucía, que sustituiría a la actual ley de memoria democrática ha dejado en vilo a los colectivos de asociaciones memorialistas, unidos recientemente en la Asamblea Andaluza de Asociaciones Memorialistas y de Víctimas del franquismo. Este colectivo ve peligrar decretos tan importantes como el de simbología franquista, que la anterior Dirección General de Memoria tenía pendiente presentar en el Parlamento andaluz en los próximos meses. Entre sus principales medidas se encontraba la retirada de los restos del genocida Queipo de Llano de la basílica de la Macarena y de su auditor de guerra Pedro Bohórquez.

Raúl Sánchez Caro, miembro de la Asamblea Andaluza de Asociaciones Memorialistas, destaca a Público que “lo primero que hizo los del PP cuando tomaron el poder en la Junta de Andalucía fue anunciar que sustituirían la Ley de Memoria Histórica de Andalucía por otra de de Ley Concordia”. El objetivo del presidente Juanma Moreno, será, según destaca el colectivo, “perpetuar en el tiempo toda la simbología fascista que queda en toda Andalucía, y no mover los restos de Queipo”.

Catorce de junio, día de las víctimas de la represión

Hoy, 14 de junio, es el día que la ley andaluza de memoria democrática, ahora en vías de desaparición, para dignificar a las víctimas de la represión franquista en Andalucía. Más de 25 asociaciones se han unido en esta Asamblea imprescindible que pretende poner freno, para “hacer visible” que la memoria en Andalucía y toda la actividad de las asociaciones sigue hacia delante. La Asamblea memorialista se concentrará frente a la basílica para pedir al gobierno andaluz la inminente retirada de los restos del general franquista y su auditor de guerra Bohórquez.

El lugar de concentración no puede ser más significativo. La sede de la basílica de la Virgen Macarena que el general golpista erigió en plena posguerra como Hermano de esta famosa hermandad.

Concentración memorialista de 2018 frente a la Basílica de la Macarena. /RAÚL SÁNCHEZ CARO

La Asamblea Andaluza memorialista denunciará hoy ante la opinión pública la paralización y la involución que el “actual Gobierno de la Junta de Andalucía está llevando a cabo en las políticas públicas de Memoria Democrática, que están ya suponiendo en la práctica un grave retroceso en la consecución plena de los derechos de Verdad, Justicia, Reparación y no Repetición de las víctimas del franquismo”.

Además, este colectivo exige, en su manifiesto, que se “retire la tumba del general golpista” en aplicación del artículo 32 de la Ley de Memoria Democrática de Andalucía. Además destacan que la Hermandad siempre dice lo mismo, “lo que diga la ley, pero siempre hace igual, es decir, nada, los restos de los criminales siguen en la Basílica”. Raúl Sánchez Caro ha apuntado que, por el momento, hay previsto, por parte de la Asamblea una “una reunión a la Junta Directiva de la Hermandad para conocer de primera mano cuáles son sus intenciones, y cuando piensan cumplir con la Ley de Memoria Histórica y Democrática de Andalucía”.

La ley de concordia que el presidente Moreno quiere poner en marcha en el Parlamento andaluz, como ya había prometido a VOX concluye que “mejorará” la actual Ley de Memoria. Pero también supone la paralización del decreto de retirada de simbología franquista, que da aún más plazo a la Hermandad de la Macarena para tratar el tema de las retirada de los restos de Queipo. El “El PP quiere dar carpetazo y dejar allí al genocida” concluye a Público Sánchez Caro horas antes de la concentración memorialista.

El PP andaluz habla de hacer memoria desde un lado “mas humano’ desde las víctimas, sin querer involucrar la memoria en el terreno político y sobre la retirada de los restos del general golpista admite que “no es asunto prioritario”, según las fuentes consultadas por el Diario Público al PP andaluz.

La Hermandad de la Macarena y la voluntad de la familia

La Hermandad de la Macarena no habla abiertamente de la posibilidad de retirar los restos del genocida. “Seguimos esperando a que la Junta pida informes. No vamos a ir en contra la decisión que tomen los nietos de Queipo de Llano”.

Fuentes de la Hermandad de la Macarena, consultadas a Público, destacan que “están a la espera de que el nuevo gobierno contacte con el Consejo de la Hermandad” para presentar los informes jurídicos que asesoran a esta entidad religiosa, de cara al posible requerimiento de la retirada de Queipo de la entrada principal de la Basílica.

“Era una prioridad del nuevo Consejo de Gobierno desde 2018, el de enterrar a todos los hermanos que estén en la iglesia dentro de un columbario”. Sin embargo, la familia de Queipo no ha mostrado su apoyo de retirar la lápida de la entrada principal al templo, donde el general golpista se encuentra enterrado junto a su mujer.

“Igual que el gobierno no puede obligar a la familia de Franco a retirar los restos, la última palabra la tendrá la familia de Queipo para sacarlo de la Macarena”. Así ha concluido ante las preguntas realizadas por Público a representantes del Consejo de Hermandad.

Ante la desaparición de la Dirección General de Memoria en Andalucía “algunos colectivos se han reunido con el Viceconsejero de Cultura del PP. La Asamblea andaluza recalca que “han eliminado la Dirección General de Memoria y que ahora lo llevan en la Consejería de Cultura, como si nuestras víctimas fueran restos prehistóricos, son crímenes de lesa humanidad y no prescriben”.

En la concentración que se celebra en la tarde de hoy también se denunciará la expropiación del Cortijo de Gambogaz, abandonado en la actualidad por la familia del general. Sánchez Caro ha destacado que la Asamblea “está en fase de investigación, para poner en pie en los términos en los que Queipo se hizo con una de las mejores fincas de la provincia de Sevilla, el Cortijo Gambogaz, donde empleó mano de obra esclava”. El inmueble fue adquirido por la familia al final la guerra y hoy los colectivos piden su expropiación por haber sido adquirido de forma ilegal.

Te necesitamos

En Público defendemos un periodismo independiente, valiente y de calidad. Nuestra misión no solo es informar, sino también transformar la realidad.

Para lograrlo necesitamos el apoyo de personas como tú.

Anuncios

Todos tienen perro

En Madrid tos tienen perro y no tienen pa comer ell@s

“Madrid es un pulmón podrido lleno de mierda de perr@s”

El dueño de un perro espera para recoger la deposición de su animal en un parque.

Aquí está Juancho Armas Marcelo (Las Palmas, 1946), el escritor: cansado después de trabajar y con el puro, que es como siempre escribe. Hoy vive una fiesta porque se pone a la venta su gran obsesión de los últimos nueve anos: el libro Madrid, Distrito Federal. En el pasado más reciente quedan Los dioses de sí mismos o la biografía de Vargas-Llosa, pero es con esta novela con la que rinde homenaje a Madrid, la ciudad abierta que acogió hace más de 20 años a este insular procendente del “Caribe sin negros, que es Canarias”. Cuando vivía allá, Madrid le parecía la capital de los nuevos ministerios y las influencias; desde este asfalto abandonó esa visión de lo aparente y se sumergió en otra dimensión de esta ciudad, más evidente, desconocida y profundamente mágica. Escribir le gusta todavía más que hablar, aunque, asegura, “exige más esfuerzo”; hablando no descansa.Pregunta. ¿Esta novela es una deuda con Madrid o una obsesión literaria?

Respuesta. Ambas cosas. Madrid es un gran chisme, un pulmón podrido y lleno de mierda de perro, pero esta ciudad tiene dioses… Imaginar la realidad interior de Madrid sin la ficción exterior de la gente era algo que me se dujo hace mucho tiempo. El Manzanares puede ser un aprendiz de río pero me parece el más grande del mundo en la medida en que atesora esa especie de silencio sarcástico que rodea la historia de Madrid.

P.¿Cómo dice todo esto en su novela?

R. Lo que planteo en esta obra es sobre todo la ideología del mestizaje, y lo hago con un lenguaje que se mueve en torno a la frase de periodo largo.

P. Sitúa en esta ciudad unas muertes no investigadas; ¿encajaría su obra dentro de las novelas de misterio?

R. No en el sentido policiaco del término, pero sí en cuanto que es enigmática. Estos últimos años nos hemos vuelto locos por la apariencia, y se ve un rechazo hacia ello, unido con una complicidad por parte del lector.

P. ¿Madrid DF recuerda a México DF … ?

R. El federalismo es la traducción política del mestizaje. por eso soy federalista. Los pueblos son grandes en la medida en que son tolerantes con los demás. Madrid soporta una red enorme de excesos del resto de las regiones; lo menos que se puede pedir para Madrid es que, dada su tolerancia, se le conceda la medalla del distrito federal.

Foto: (Foto: EFE)

P. ¿Qué se haría con ese galardón, dónde se colocaría?

R. En ningún sitio; Madrid tampoco lo exige. Lo que sí habría que hacer es pedir una serie de aduanas a todos los advenedizos. Eso es algo que se hace en otras regiones, incluso en la mía.

P. Una especie de impuesto cultural...

R. Una especie de impuesto mental según el cual, en el sitio adonde tú llegas, tienes que comportarte como el resto de la gente de ese lugar.

P. Dedica el libro a sus hijos; por cierto, ¿quieren tanto a Madrid como usted?

R. Son canarios, pero sí. Uno es del Real Madrid, y otro, del Atlético, ¡fijate si soy tolerante que pago las entradas del Atlético de Madrid también, y eso que son bastante caras, por cierto!perro come heces

Maestras republicanas

La educación constituyó uno de los grandes compromisos sociales de la democracia de la Segunda República. El objetivo era configurar el estado docente, que llevaría la cultura y la enseñanza a los rincones más remotos del país para construir una sociedad más justa, libre, equitativa y solidaria.

Las maestras de la república, o sencillamente republicanas, como nos gusta recordarlas, participaron de forma comprometida y valiente en el desarrollo de en este proyecto. Representaban el modelo de mujeres modernas e independientes. Ellas serían las responsables, en buena medida, de la construcción y difusión de la nueva identidad ciudadana, al educar a su alumnado en los valores de igualdad, libertad y solidaridad, tanto a través de la transmisión en los contenidos en las aulas como, sobre todo, con su ejemplo personal.

Mujeres comprometidas con la igualdad social y de género, eran conscientes de que cada pasos que daban representaba el dibujo del camino por el cual otras transitarían. Con su interés por innovar, investigar y desarrollar un discurso propio en el ámbito de la educación se embarcaron en los viajes de estudios, participaron en las Misiones pedagógicas, ocuparon puestos de dirección en los colegios y formaron parte de organizaciones sindicales, políticas y asociaciones feministas y ciudadanas. Fueron pioneras en procesos de innovación y practicas pedagógicas que abrían las aulas a una metodología activa y participativa.

Porque creían en la igualdad derribaron los muros que separaban a los alumnos y alumnas, proponiendo prácticas de relación que les permitiera compartir intereses y conocimientos. Una coeducación que les posibilitaría aprender a compartir la vida en igualdad.

Este proyecto quedo interrumpido tras la guerra civil, con la terrible depuración ejercida por el bando vencedor sobre un magisterio comprometido con las ideas republicanas. En las maestras, la represión fue especialmente terrorífica, al intentar acabar física y simbólicamente, con los valores de igualdad y autonomía que ellas representaban.

Con este documental, desde FETE UGT, damos un nuevo paso en la recuperación de su memoria. Su legado tanto ideológico y pedagógico es más necesario que nunca para defender la educación en la que creemos.

Sus vidas son el testimonio del compromiso con la educación, la justicia y la igualdad. Su recuerdo forma parte de nuestro presente y el inicio de nuestro futuro.

Este documental quiere contribuir a la difusión de su obra, desde aquí damos las gracias a todas las personas que lo han hecho posible, y a todas aquellas maestras y maestros que hoy siguen sus pasos.

Fueron unas mujeres valientes y comprometidas que participaron en la conquista de los derechos de las mujeres y en la modernización de la educación, basada en los principios de la escuela pública y democrática.

Ellas serían las responsables, en buena medida, de la construcción y difusión de la nueva identidad ciudadana, al educar a su alumnado en los valores de igualdad, libertad y solidaridad, tanto a través de la transmisión de contenidos en las aulas como, sobre todo, con sus vivencias personales.

Sin embargo, muy poco sabemos de estas mujeres comprometidas y valientes que trabajaron por llevar la educación a todos los rincones de España, por muy perdidos y aislados que estuvieran, o por muchas dificultades que encontraran ante una sociedad que, en demasiadas ocasiones, las observaba con recelo, ante su posición libre e independiente y unas prácticas educativas que introducían la coeducación en el aula y los ejemplos prácticos.

Fueron pioneras en procesos de innovación y practicas pedagógicas que abrían las aulas a una metodología activa y participativa.

Fueron también Mujeres comprometidas con la igualdad social y de género, ya que eran conscientes de que cada paso que daban representaba el camino por el cual otras transitarían.

Con su interés por innovar, investigar y desarrollar un discurso propio en el ámbito de la educación se embarcaron en los viajes de estudios, participaron en las Misiones Pedagógicas , ocuparon puestos de dirección en los colegios y formaron parte de organizaciones sindicales, políticas y asociaciones feministas y ciudadanas.

Fueron pioneras en procesos de innovación y practicas pedagógicas que abrían las aulas a una metodología activa y participativa. Porque creían en la igualdad derribaron los muros que separaban a los alumnos y alumnas, proponiendo prácticas de relación que les permitiera compartir intereses y conocimientos. Una coeducación que les posibilitaría aprender a compartir la vida en igualdad.

Este proyecto quedo interrumpido tras Guerra Civil Española , con la terrible depuración ejercida por el bando vencedor sobre un magisterio comprometido con las ideas republicanas.

En las maestras, la represión fue especialmente terrorífica, al intentar acabar física y simbólicamente, con los valores de igualdad y autonomía que ellas representaban.

«Cuando al irme a dar el pasaporte me preguntaron los franquistas si sabía leer, contesté, tartamudeando: poco. No dije que era maestra. Puse “Mis labores” como profesión, fingí entender mal. Todos sentíamos terror a que nos colgasen la palabra intelectual en la solapa. Habíamos escuchado el “¡Abajo la inteligencia!”, gritado contra Unamuno por el general Millán Astray. Don Miguel palideció antes de contestar: “¡Venceréis, pero no convenceréis!”. Todos nos dimos cuenta de que la persecución había comenzado.»

[…] Niños de las dos Castillas,
las del campo casi yermo,
traed luto, traed flores,
os han matado al maestro. […]

¡Muchos niños de Castilla
se han quedado sin maestro!”

Como en una película

Noche de cine mudo y música en vivo en 1001 Noches | Octubre 2017


Una mujer avanza despacio, vencida, dejando atrás un decorado ya a oscuras, con todos los focos apagados y el atrezo a los lados, totalmente vacío y en silencio, hasta llegar a la puerta de salida. La abre, espera un poco en el umbral, y es una sombra que desaparece. La ha observado brevemente un director de cine que ha terminado su jornada, que es probable que esté pensando en la secuencia que rodará al día siguiente. De pronto parece que esa silueta le trae recuerdos del pasado, pero se da cuenta de que solo es una visión… La puerta se cierra. Esta es la última secuencia de Estrellas fugaces (Shooting Stars, 1928) de Anthony Asquith y A. V. Bramble. Y esa sombra que desaparece es Mae Feather (Annette Benson), una actriz de éxito, que ha caído en el más absoluto olvido. Y ese director fue su marido, Julian Gordon (Brian Aherne), un actor que antes ejercía de galán y héroe de sus películas. Hasta alcanzar ese momento, la vida de ambos ha dado un giro por una tragedia. Esta última secuencia es bella, pero también demoledora.

Y estos dos personajes abren también la película. De la oscuridad de la realidad a la ilusión luminosa de las imágenes de cine. Una pareja de enamorados. Ella, subida a un árbol; él, montado en su caballo. Ella parece una inocente heroína a lo Lilian Gish o Mary Pickford. Él es un galán como un John Gilbert o un Charles Farrell. Todo es hermoso e idílico. De pronto ella besa a una paloma… y esta le pica el labio. Entonces se va abriendo el encuadre, y se descubre que están en un decorado, que el árbol es falso, y el caballo también. Que ella, cansada y malhumorada, está enfadada con la paloma; que él trata de calmarla con ayuda del director. La paloma vuela por el decorado, están en un estudio de cine. La estrella se dirige hacia su camerino, y en un plano secuencia sorprendente se ve cómo al lado, en un piso superior, se está rodando otra película en un decorado diferente, una comedia, con un personaje con guiños a Chaplin… Actores, directores, técnicos, todo un estudio de cine en ebullición, vivo. El actor cómico es el tercero en discordia, Andy Wilkes (Donald Calthrop), que no es sino el amante de Mae. Una mujer se ríe ante la actuación de Wilkes; es una periodista que aprovecha que está ahí presente Mae para pedirle una entrevista en el camerino. Esta la cita para unos minutos más tarde. Una vez allí Julian se comporta como un marido enamorado, y Mae como una estrella un poco cansada de todo. Se quitan los disfraces y se muestran tal y como son. Llega la periodista y ante ella los dos posan como un matrimonio feliz, y la estilográfica de esta así lo escribe en su cuadernillo. Mientras, fuera, los técnicos y las actrices secundarias rumorean y cuchichean sobre un posible idilio entre la actriz malhumorada y Andy… Cuando salen del camerino, se cruzan con el actor cómico, que ahora es un elegante y distante caballero, y Mae le dice ilusionada a su marido que si le parece bien que vaya con él a un espectáculo. Este se ríe y accede encantado. Ella sale con Andy del estudio y allí les espera una legión de fanes  a la caza de un autógrafo.

En sus primeros minutos, Estrellas fugaces ha enseñado el cine como ilusión, como sueño, para luego reflejar que todo es un «mundo creado» en unos grandes decorados, en un estudio de cine, un engranaje que funciona como una industria ordenada para alimentar los sueños de los espectadores y que crea a sus estrellas, pero que, como veremos más adelante, también las hunde. Y a la vez se ha hilvanado el triángulo amoroso: esos tres actores que construirán una tragedia tras las cámaras de cine.

 

En la sala de cine

Desde el Reino Unido, el director, y en esta película también guionista, Anthony Asquith, y el actor y director A. V. Bramble crearon una película sobre cine dentro del cine donde no solo es interesante lo que cuentan, sino también cómo lo cuentan, con una modernidad y un dominio del lenguaje cinematográfico total e innovador. Además los actores controlan  sus registros, especialmente Brian Aherne, quien ofrece una actuación contenida, rica y moderna, con poco aire de actor de cine mudo (de hecho esto se nota especialmente cuando se proyectan las imágenes ficticias de las películas que ruedan los personajes y cuando se filman sus «vidas reales»), e incluso su físico tiene un atractivo muy especial.

Pero además Estrellas fugaces pone de manifiesto el funcionamiento de la industria cinematográfica en el Reino Unido y también las influencias  de Hollywood en Europa durante los años del cine mudo. Así como la magia que ejercía el cine entre el público.

La película tiene una secuencia clave. Julian Gordon decide ir una tarde a ver una película de él mismo con su esposa Mae, y el personaje cae tan simpático que incluso este ejercicio de narcisismo inspira ternura. Se encuentra en la sala de cine como un espectador más, detrás de él hay dos niños. Julian vive la ilusión, la tensión y la emoción que provoca la película de aventuras y reacciona ante las secuencias que él mismo protagoniza igual que los muchachos que están detrás de él.

Otro aspecto curioso es que pese a los deseos que Julian verbaliza en un momento dado, le gustaría que su vida se pareciera a la de las películas que protagoniza , se nota que esta inspira también las secuencias que ruedan como personajes de ficción. De hecho, en  la película cómica que está protagonizando Andy hay una infidelidad, y los métodos que emplean los protagonistas para engañar al marido son bastante similares a los que él y Mae están usando para mentir a Julian.

Por otra parte, viendo la película se puede descubrir cómo eran los rodajes en estudio y también cómo salían al exterior para rodar. Los distintos trucos que empleaban y los métodos de trabajo. Se refleja la manera en que se iba creando una mitología alrededor de los actores y la importancia de los medios de comunicación como las revistas de cine o la radio.

Estrellas fugaces también muestra una de las realidades más oscuras dentro de la industria cinematográfica, sobre todo durante los primeros momentos de su historia. Y eran los riesgos que se asumían en los rodajes, pues había accidentes muy graves y ser doble era una profesión de muchísimo peligro que a veces se saldaba con la muerte. También aparecen los contratos leoninos que se imponían a las estrellas, donde incluso se añadían cláusulas sobre cómo debían comportarse en su vida privada, con la subsiguiente amenaza de perder su trabajo o caer en el olvido si se salían de los dictados del estudio.

Por otra parte plasma el hecho de que había actores que caían  en el  olvido por distintos motivos. No hay más que mirar en los créditos reales de Estrellas fugaces. De la actriz que hace de Mae, Annette Benson, no se encuentra apenas información después de 1931. Se puede pensar que fue una de tantas que no pasó la transición del cine mudo al hablado. No ocurrió lo mismo con el actor que hace de Julian Gordon, Brian Ahern, quien tuvo una larga carrera cinematográfica y cruzó el océano para trabajar en Hollywood junto a Joan Crawford, Katherine Hepburn o Rosalind Russell. El actor que hace de Andy,  Donald Calthrop, fue uno de los intérpretes habituales en la primera etapa de Alfred Hitchcock y de Michael Powell (cuando trabajaba todavía sin Emeric Pressburger). Con los directores ocurrió algo similar. A. V. Bramble no filmó cine hablado, pero no ocurrió así con Anthony Asquith, que tuvo una larga carrera con títulos interesantes como Pygmalion   o La versión Browning.

 

Un pintalabios, una llave y una bala

Dentro del aspecto formal de la película destaca la importancia que adquieren algunos de los objetos, que además son fundamentales para contar esta historia de infidelidad, muerte y tragedia. Un pintalabios, una llave y una bala se convertirán en protagonistas de varias secuencias. La bala creará una situación de tensión alargada en el tiempo, que estallará en el drama que cambiará la vida de los tres personajes durante el rodaje de sus respectivas películas. Y es curioso el juego de palabras que se provoca, nunca mejor dicho, con el título original de la película: shooting como sinónimo de rodar a las estrellas, pero también con su significado literal, «disparando» estrellas…

Otro de los momentos claves de la película es el descubrimiento por parte de Julian de la infidelidad de Mae y Andy, y cómo este surge como un espectro de una habitación a oscuras: la infidelidad vista como espectador de excepción. Y hay logros técnicos bastante innovadores para la época, como el breve uso de la cámara subjetiva durante el accidente en bicicleta del doble de Andy, o durante la última secuencia en la que actuará el actor cómico, donde ocurrirá la tragedia final.

Shooting stars es una película para rescatar del olvido. En ella ya se plantean pautas interesantes del tema cine dentro del cine, e irá escribiendo, junto a otros filmes con esta premisa, una particular historia del séptimo arte, fotograma a fotograma.


Diario cinéfilo de una dama

Me llamo Irene Bullock y junto con Godfrey, mi hombre olvidado favorito, dirijo un restaurante de éxito, The Dump, pero ahora tengo un nuevo hobby: teclear y teclear una y otra vez. Mi mente es un poco desordenada, algo alocada, ando siempre algo descentrada, y necesito un descanso… mental. Mi gran amiga Hildy Johnson decidió un día regalarme una máquina de escribir, y me dijo: «La escritura hará que te concentres un poco, querida Irene, escribe sobre lo que más te plazca». Y yo descubrí que era feliz viendo películas, pero que adoraba también los entresijos del cine… ¿Cómo unir esas dos pasiones? ¡Escribiendo sobre películas que su tema principal fuese el cine dentro del cine! Además me di cuenta de que mientras tecleo en mi máquina, ese es el único momento del día  donde mi cabeza encuentra un poco de paz , pero sigo siendo creativa. Este es mi diario… de todas las películas en las que voy buceando y que me permiten además contaros la historia del cine. Ahhhh, mi vida sigue siendo una fiesta continua, así logro enfrentarme a todo… y de esta forma conozco cada uno de los mecanismos de los fotogramas donde habito.

Te amo

   Anoche me abrazaste llevándome hacia tu pecho con tus manos frágiles, tu escaso aliento y tu vocecita tenue, y mientras yo escuchaba los latidos de tu corazón tú me dijiste: “Sé valiente, no tienes por qué tener miedo”. Me quebré una y otra vez, tuvimos muchas horas para ti y para mi mientras la misma escena ocurrió una, dos y tres veces con el sonido del oxígeno de fondo, por lo menos la noche no fue tan fría como otras veces aunque esta vez el alma padeciera de hipotermia y la nostalgia me calara los huesos al tener tu cuerpo frágil y adolorido frente a mi paradójicamente tú mitigando mi dolor con tu amor infinito.

Por cierto, confieso que aquí en mi refrigerador todavía hay comida congelada que me diste en esas últimas veces en las que fui a visitarte al pueblo, y a decir verdad no he tenido ánimo de comérmela porque sé que es lo último que probaré hecho por ti, debo administrarla muy bien para sentirme cerca de ti en tanto esto pasa.

Es más que sabido cuán orgullosa me siento de pertenecer a esta tribu nuestra, y sin duda has sido la mejor guía, eres “la matriarca”, inigualable tu capacidad de contener a 10 hijos en medio de tu soledad y carencias, con trabajo construiste una fortaleza en donde nos resguardaste tanto como pudiste, con tu carácter militar nos formaste y con tu espiritualidad nos enseñaste a ser alquimistas, nos regalaste un modelaje de trabajo impecable, nos diste todas las herramientas para “bien ser”, sembraste valores como el respeto, la lealtad, la honestidad y la gratitud.

Admito que siempre me costó trabajo entender todas nuestras diferencias, sé que he sido una mujer silvestre, reactiva tanto como proactiva, intensa y aventurera y fiel a mi, pero también sé que esta libertad que manifesté prácticamente desde adolescente es el resultado de las alas que me regalaste: el mejor obsequio. Hoy a mis casi 38 años aunque no lo parezca no las he terminado de usar, tengo la sensación de tener un Ferrari en la cochera o un avión en el hangar, espero honrar tu eterna presencia en mi vida volando como un albatros para que desde donde estés puedas sentirte orgullosa de mi, me sentiría muy privilegiada de ser el resumen, la síntesis de todo tu trabajo aquí.

Me duele mucho el corazón má, aún cuando sabiamente dices que estamos en manos de Dios y que sólo él sabe, mirar a mi guerrera cansada en medio de mi impotencia y frustración en la noche oscura hace que mi alma se agriete, me siento rota, muy rota.

Sí, sé que estás aquí hoy, sé que pase lo que pase aquí estarás. En otra dimensión, en otra frecuencia, ¿cuándo?… no lo sé y no importa, lo que hoy sé es que eres en esta vida mi estrella, a veces incandescente, inalcanzable y hasta inconquistable, pero MI ESTRELLA.

Mientras escribo esta carta, froto mi pecho para darme consuelo y mientras lo hago recuerda esas veces en las que me untabas Vaporub y me ponías trapitos calientes, has tenido tantas maneras de demostrar tus afectos y amor aunque siento que muchas de las veces no nos enteramos de cómo nos gustaba sentirnos amadas e inclusive a veces aunque lo supimos no pudimos negociarlo, parece que nunca estuvimos dispuestas a renunciar a una parte nuestra mas sí estuvimos dispuestas a pagar el precio que eso implicaba, la riqueza de esta dura lección es que pude extrapolarlo a la vida, afuera donde uno nunca debe renunciar a sí mismo, ¡gracias mi María! Sin duda esta es mi mejor herencia, cosa que atesoro aún cuando afuera parezca un conflicto andante y esta manera de vivir no encaje en el sistema.

Tu legado es también mi precioso círculo de mujeres, mi Red Tent (Mi Carpa roja como en la serie de la historia bíblica de Jacob relatada a través de los ojos de su hija Dinah), mis 7 hermanas son mi medicina, mi consejo de brujas, mis maestras, mis doctoras de alma y cuerpo, son tan sabias, hermosas y amorosas, todas tienen tus cualidades y estar entre ellas es estar un poco como contigo pero en fragmentos. Todas son dulces y buenas, que si bien tenemos nuestros demonios estar juntas es como estar en esa fortaleza que tú construiste para nosotros, para protegernos de todas las adversidades del mundo exterior.

Claro que también me diste a hombres buenos y amorosos, mi padre y mis hermanos, los tres tus eternos niños. En esta danza de ausencias y distancias hemos tocado el amor y la incondicionalidad de maneras exquisitas y quizás cada vez menos esporádicas pero lo hemos logrado. Aprendí que mucha de las veces aunque alguien se quiera quedar, no puede, y no por falta de ganas ni de amor, sino sencillamente no alcanza con las herramientas que hay.

Toda nuestra familia es un regalo má, una fiesta ambulante en la que primero se aprendió a bailar antes que a caminar mientras tú nos cocinabas algún guiso rico con cualquier pretexto para celebrar y mirarnos bailar a todos moviendo las caderas de manera descarada.

Yo sé que estas semanas más de un mes has necesitado nuestro impulso para dar ese salto cuántico, nuestro amor, nuestra energía, nuestros abrazos, nuestras palabras y sobre todo nuestros silencios y presencia, hoy sé que son una especie de combustible para emprender tu vuelo, por favor síguete llenando y llenándonos a nosotros de ti, tú nuestra planta nuclear.

Aquí estamos y estaremos, en infinita y profunda gratitud por develarnos que hay una fuerza inmensa que mueve al mundo, un campo ilimitado, una energía que todo lo ordena en la que sólo basta cerrar los ojos y llamarle para que los milagros ocurran. Tú nos has mostrado que la fuente de amor se encarga cuando soltamos y confiamos.

Si yo volviera a nacer má, te volvería a elegir y no te cambiaría nada, mi fórmula perfecta, mi mujer luminosa, mi más grande amor, mi alquimista favorita, mi guerrera y maestra exigente pero efectiva.

Traigo en los oídos los latidos de tu corazón frágil, es la canción que escuché desde que llegué a este plano durante ni más ni menos que nueves meses, me la volviste a poner quizás para recordarme esta hermosa posibilidad de ser una misma pese al tiempo y el espacio.

Esta carta es para tu alma má, sé que la mía esta noche te la hará llegar con inmenso amor honrando a tu luz y a tu fuerza, porque has dejado un montón de frutos sé que estarás bien en este plano o en algún otro, vamos a gozarnos el tiempo que nos quede.

Te amo siempre.

Sofía Ellar

Entrevista a Sofía Ellar, la cantautora de moda que conquista con sus letras

“¿Quién es Sofía Ellar?” Puede que te suene su nombre de algún vídeo de Youtube, como su famoso Amor de Anticuario, que ya roza las 5 millones de reproducciones y ha conquistado a muchas personas por su talento. ¿No es por eso? Quizás la sigues en Instagram, donde comparte con sus 254 mil seguidores fotos de su gatito, de su pareja Álvaro Soler o sus covers adorables con los dos. Pero ella es mucho más que lo que ves. Es una cantautora trabajadora, con un estilo único, que rebosa sensibilidad.

Si todavía no la conoces, entonces te empezará a sonar cuando la escuches. En el coche, en la radio, en esta entrevista, donde sea. Porque a Sofía Ellar: o no la conoces o la adoras. No hay punto medio.

Sofía Ellar es la cantautora independiente de nuestra generación. Ella gestiona su propia carrera musical y tiene mucho que contarle al mundo. Ya lleva dos álbumes autoproducidos y ahora nos presenta su nuevo single Bañarnos en Vaqueros, con el que anima a las mujeres a liberarnos y a vivir nuestra propia historia. Con solo una guitarra y unas letras llenas de versos, sus fieles seguidores la siguen allá donde vayan sus palabras. Si hace falta, ¡hasta se bañan en vaqueros! ¿Quieres conocerla un poco mejor? Solo tienes que leer nuestra entrevista.

ENTREVISTA A SOFÍA ELLAR

Sofía Ellar

Tienes 25 años, dos álbumes, 254 mil seguidores en Instagram y hoy nos presentas tu nuevo tema Bañarnos en vaqueros. Cuéntanos un poco sobre el single.

El single es una reivindicación de libertad como mujer, como persona, como alma. Hace referencia a que la soledad no está tan mal. Nos dicen en casa desde bien pequeños que “tú te casarás” o “¿tú qué haces que no tienes novio?”. Es un poco la presión de tener pareja. Es como oye, a ver, un segundo, ¿en qué momento hemos llegado a la conclusión de que la soledad es algo malo? Estar con uno mismo también significa conocerse, enamorarse de uno mismo y conocer un poco más el lado de los demonios y de las sombras. Por tanto, venir con los deberes hechos y conocer también al resto de la gente y poder amarles de la mejor manera posible.

¿Crees que la letra es la parte más importante de una canción?

Es muy importante. Yo procuro mimar mucho la poesía y el sentido estructural. Siempre he tenido de referencia a grandes cantautores: eminencias como Silvio Rodríguez o Sabina, y cantautores más actuales, Luis Ramiro, Marwan y Rozalén también me encanta. En mi estilo de música, hay que darle mucha prioridad a la letra.

Tu música habla de sentimientos, de recuerdos, de experiencias personales… ¿Cómo es tu proceso de composición? ¿Cómo nos lo podemos imaginar?

Mi momento idóneo es el momento del aperitivo, ahí es donde tengo la máxima inspiración. Dice Picasso que la inspiración te pilla trabajando, esa es otra. Es verdad que la inspiración es algo momentáneo. Un día puedes tirarte toda la tarde y no sale nada dentro de ti o nada que consideres que merece la pena. Pero a lo mejor un día, en cuestión de media hora, te has hecho el tema de tu vida. Dentro de todo eso, también por probabilidad, creo que está muy bien ejercitarse a uno mismo, conocerse, y ponerse todos los días un ratito. Al final esto no deja de ser una profesión, pero tienes que tener cosas que contar y pieles que erizar.

Tus fans siempre se ven reflejados en tus canciones. ¿Qué es lo que te han dicho de Bañarnos en vaqueros?

El feedback ha sido muy bueno y la gente se está bañando en vaqueros. Sale el primer rayo de sol, es primavera y “Sofía ya me estás liando y me estoy bañando en vaqueros”. Es una corriente que empieza a remover cosas dentro de las personas, a raíz de una canción, y eso es genial.

Sofía Ellar

Estábamos acostumbrados a canciones más sentimentales. Ahora que tu single es optimista y liberador, ¿significa que estamos ante una nueva etapa musical?

Sí, todo lo que está por llegar es nuevo, pero tampoco excluye tu otra etapa. Por ser nuevo no se retira o tiene nada que ver con todo lo que haya hecho hasta el momento. Es una etapa en la que en mi vida personal estoy muy contenta y en mi vida profesional hay un momento de cambio. Creo que lo vais a notar cuando veáis el videoclip. Llevo un par de años en una línea y es un pelín de cambio, pero es un cambio sutil, es simplemente un peldaño más hacia arriba en la historia de un proyecto.

Lanzaste tu primer álbum en 2017, después en 2018 y ahora que estamos en 2019, ¿significa que puede haber un nuevo álbum?

Yo creo que más que un nuevo álbum, estamos empezando a trabajar por primera vez a nivel radio, nivel estrategia y a nivel single también. Yo he sido más de “Hago un disco, lo saco ya. ¿Por qué? Porque sí”. Soy muy acelerada en la vida. Es un primer momento de decir pausa, llevo mucho tiempo encerrada en el estudio, encontrándome a mi misma y una nueva sonoridad. Ahora es el momento de quizá probar otra estrategia, que no tiene que ser ni peor ni mejor, sino que el tiempo lo dirá.

“Creo que el aprendizaje se convierte en aprendizaje en el momento que transformas lo malo en bueno y lo bueno en mejor”

Para los que no lo saben, empezaste tu proyecto musical a raíz de un TFG. Desde entonces eres artista y también empresaria. ¿Qué te aporta vivir esta experiencia al completo?

Como todo, una experiencia te aporta cosas positivas y otras negativas. Creo que el aprendizaje se convierte en aprendizaje en el momento que transformas lo malo en bueno y lo bueno en mejor. Soy una persona muy sensible y cuando pasa algo malo, me ofende. Le doy mil vueltas a las cosas. Pero llega un punto que dices: lo malo ha pasado, vamos a ver lo bueno en lo malo y vamos a hacer de lo malo, lo bueno. Y de lo bueno, vamos a hacerlo mejor. De eso solo sales y te haces inmune.

Después todo compensa, ¿no?

A veces sí y a veces crees que no.

Sofía Ellar

También una parte de tu vida son los conciertos.

Desde luego.

Ya están anunciadas las fechas de tu gira. ¿Qué se pueden encontrar aquellas personas que vayan a un concierto tuyo?

Intento sorprender porque creo que la gente apuesta cada vez menos por el directo y esto viene arropado de menos músicos. Todo está digitalizado, me da mucha pena. Sí que es verdad que los costes se elevan.  Al final, esto es un trabajo y tienes que sacar una rentabilidad, si no apaga y vámonos. Pero me da rabia que se recorte del directo, porque el directo es lo que hace una demostración real de lo que has escuchado en estudio. Lo escuchas en la realidad y es igual o mejor.

Algunos fans nos han dicho también que quieren gira por Europa. ¿Qué te parece esta idea?

¡Me encantaría! Me encantaría cruzar el charco, irme a Latinoamérica, tocar en Francia, en Inglaterra… ¡Dónde sea! Es verdad que ahora mismo estamos más fuerte en España, pero esto es cuestión de picar piedra. Cuando cruzas el charco es empezar de cero, es otro mercado, otro mundo. Es volver de cero otra vez. Todo esto es a base de esfuerzo, constancia, mimo y corazón.

“Mi casa y donde estoy 24/7 es Instagram. El día que no aparezca, preocuparos.”

Instagram es un espacio para reflejar tu esencia y tu estilo. ¿Cuál dirías que es el tuyo?

El mío es el mío propio. Es ser yo en cada momento, cuando me pillas y sin forzar. Por supuesto, sí que intento cuidar mis letras en mi música y mi imagen en mi imagen. En un escenario no voy de cualquier manera, me lo intento currar. Ofrecer eso por lo que paga alguien para venir a verme en directo, porque si no se queda en su casa. ¿Qué hay de factor común entre todas estas cosas? Que también ofrezco mi lado más yo, más desenfadado, mi lado más “me da igual todo”.

Sofía Ellar

Todo esto es un punto intermedio entre la profesionalidad y el “ojo, no me deshumanicéis, lo pido a gritos”. Tengo pánico a volverme inalcanzable del todo, porque luego también se va a reflejar en mi día a día. Al encontrarme con vosotros, alguien ya se sorprende. Si se sorprenden siendo de andar por casa, no me gustaría imaginar hasta dónde podría escalar esto si se me termina de deshumanizar del todo. Entonces, todo lo que esté de mi mano para poder seguir siendo lo más de andar por casa y el mundo, ahí estaremos.

Si quieres ver la entrevista completa y descubrir qué hace Sofía Ellar en su tiempo libre, cómo gestiona su vida de influencer y sus valores, puedes verla aquí. ¡Nos vemos en Twitter e Instagram!

 

La leyenda del roble

Érase una vez un árbol muy grande, un roble fuerte y robusto que habitaba en un campo. Era el único árbol que allí se encontraba y vivía en soledad. Pero los robles grandes, robustos y viejos son árboles de mucha experiencia, son los sabios del reino vegetal. Un día un águila que surcaba los cielos volaba por cielo azul disfrutando de un cálido día de verano cuando, buscando algo que comer en la tierra, vio al árbol solo en aquel campo verde. No tenía mucha hambre así que se olvidó de la caza y fue a hablar con el árbol:

– Hola Roble.

Siempre me he preguntado cómo pueden vivir los árboles siempre en el mismo sitio sin conocer otras tierras ni disfrutar de otros parajes. Pero tú además vives solo, ni siquiera en un bosque rodeado de tus iguales. ¿Tu vida es plena?
– Hola Águila.

Las cosas no son siempre lo que parecen. Yo vivo solo porque hace muchos años un incendio hizo que todo el bosque que me rodeaba acabase en cenizas. Hoy, un campo verde y bonito me rodea y soy único aquí. Es cierto que fue una pérdida la de mis congéneres, pero ya lo he superado. Ahora soy un árbol que asombra a los que por aquí concurren porque disfrutan de mi majestuosidad y lo que me hace ser tan bonito es que soy único. Todos somos siempre únicos, pero cuando hay muchos juntos, no siempre se nota esa diferencia. Si miras a todos en conjunto creerás que todos somos iguales, pero si empiezas a conocer uno a uno a todos y cada uno de mi raza verás que cada cual tiene sus cosas y que unos causarán impresiones muy buenas en ti pero que olvidarás en seguida, otros no te causarán una impresión inicial pero luego lo recordarás y verás que era especial, otros desde el principio hasta el fin denotaran sus cuestiones. Otros, en cambio, no los aguantarás, otros te dejarán indiferente y otros frío. Yo soy un árbol que consigo hacer ver a todo el mundo que todos somos únicos, pero también enseño que no deberíamos esperar a que fuese tan evidente esa unicidad sino que en un conjunto, cada elemento es diferente, único.
– Es cierto. Pero reitero parte de mi observación: ¿no te gustaría poder viajar, cambiar de sitio y estar en otros lugares?
– Amigo, que tú puedas volar y cambiar de lugar y yo esté fijo en un lugar en concreto no significa que yo no esté en otros sitios. Tú has viajado por el mundo y yo siempre he estado aquí. Pero te diré una cosa: tú has estado en China, ¿verdad? Pero ahora no estás allí.
– Claro que no, estoy aquí.
– Pues yo estoy ahora aquí, pero también en China y en América y en gran parte del mundo.
– No lo puedo creer.
– La próxima vez que vayas por China, baja en cualquier sitio y pregunta: ¿Roble, estás aquí? Y aprenderás una valiosa lección.

Unos meses más tarde, el águila surcaba los cielos de China y entonces recordó a Roble.

Dispuesta a comprender qué quiso decir éste, el águila descendió en un bosque y preguntó: ¿Roble, estás aquí? De repente, un árbol que escuchó al águila respondió:
– Hola, ¿buscas al sabio Roble que ayudó al reino vegetal a aprender que todos somos únicos?
– Sí, así es. Me dijo que él estaba aquí también.
– Claro que está aquí. Y en otros sitios. Y ahora que tú le has recordado, también estará donde tú vayas.

Ese día el águila aprendió la lección. No importa los lugares en los que hayas estado ni cuánto de lejos o distancia hayas viajado. Lo que importa de veras es que allí donde hayas estado o donde no hayas estado, hayas dejado un rastro tuyo impreso en alguna persona que te haya conocido. Porque los lugares importantes están en el corazón de las personas, no en un punto del mapa. Lo importante no es viajar a muchos sitios, sino dejar marca en muchos.

thumb image